¡Aliste el bolsillo! El salchichón y la gaseosa se pondrán caros por nuevos impuestos de la reforma tributaria

¡Aliste el bolsillo! El salchichón y la gaseosa se pondrán caros por nuevos impuestos de la reforma tributaria
Por: Nuestras Noticias
Agosto 09, 2022
Compartir en Facebookcompartir en LinkedinCompartir en WhatsAppCompartir en TelegramCompartir en Twitter

Las bebidas azucaradas y los alimentos ultraprocesados subirán de precio por cuenta del impuesto saludable en la reforma tributaria de Gustavo Petro.

Tal y como lo prometió el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, este lunes presentó junto a su equipo de trabajo, el borrador de la tan esperada ‘Reforma Tributaria por la igualdad y la justicia social’, ante la Cámara de Representantes, pues el proyecto plantea una serie de cambios en la tributación de las empresas, y tiene como principal novedad gravar las bebidas azucaras y alimentos procesados.

Frente a esto, no solo la clase alta en Colombia saldrá damnificada por el incremento de impuestos, sino también la clase media y baja, pues el artículo 49 del proyecto de reforma tributaria plantea el pago de tarifas adicionales para el consumo de uno de los productos más queridos por los colombianos: la picada y los populares, y muy consumidos, embutidos.

Y es que la propuesta está en que las bebidas azucaradas, que hacen parte de la canasta familiar, se graven en función del contenido de azúcar en gramos por cada 100 mililitros de bebida para recoger $ 1,02 billones en 2023.

En ese orden de ideas las bebidas que pagarían el nuevo impuesto son: bebidas a base de fruta en cualquier concentración, zumos, néctares de fruta, mezclas en polvo, bebidas azucaradas, bebidas energizantes, bebidas gaseosas o carbonatadas, bebidas deportivas, refrescos, aguas endulzadas o saborizadas y bebidas a base de malta.

Ahora bien, en cuanto a los ultraprocesados, la reforma propone una tarifa de 10 % (ad-valorem) para embutidos, dulces, polvos para preparaciones, pues con esto el Gobierno espera recaudar $ 1,09 billones al año. 

Esto quiere decir que los alimentos que pagarían el impuesto son: carne y despojos comestibles, salados o en salmuera, secos o ahumados; harina y polvo comestibles, de carne o de despojos, embutidos y productos similares de carne, despojos o sangre; preparaciones alimenticias a base de estos productos, papas fritas, patacones, chicharrones empacados, ‘snacks’ o pasabocas empacados, galletas dulces, barquillos y obleas, incluso rellenos (gaufrettes, wafers) y wafles (gaufres).

Además, los ponqués y tortas, bizcochos y pasteles de dulce, merengues, cacao en polvo con adición de azúcar u otro edulcorante, confites de chocolate, frutas recubiertas de chocolate y/u otros productos de confitería y repostería, y demás preparaciones alimenticias que contengan cacao, que no sean en bloques, tabletas o barras, y que tengan adición de azúcar u otros edulcorantes, artículos de confitería sin cacao (incluido el chocolate blanco), helados, incluso con cacao, arequipe, manjar blanco o dulce de leche, salsas y sopas y cereales, también tendrían un incremento.


¡Aliste el bolsillo! El salchichón y la gaseosa se pondrán caros por nuevos impuestos de la reforma tributaria

¡Aliste el bolsillo! El salchichón y la gaseosa se pondrán caros por nuevos impuestos de la reforma tributaria

¡Aliste el bolsillo! El salchichón y la gaseosa se pondrán caros por nuevos impuestos de la reforma tributaria