Irregularidades en el viaje mortal hacia Ecuador

Irregularidades en el viaje mortal hacia Ecuador
Por: Nuestras Noticias
Agosto 15, 2018
Compartir en Facebookcompartir en LinkedinCompartir en WhatsAppCompartir en TelegramCompartir en Twitter

Muchas dudas sobre el viaje y su naturaleza, los documentos, el estado del bus, las personas, las razones del bus, no hay lista de fallecidos.

Confundidas están las autoridades y la ciudadanía sobre el bus accidentado en el vecino país de Ecuador, aunque el viaje se presentó con una supuesta ruta desde Neiva, ahora todo indica que el bus había salido desde Cali, donde las familias de los viajeros se encuentran angustiadas por sus familiares.

Hasta el momento se sabe que  José Luis Acevedo, quien aparece en el Registro Único de Transporte como el propietario del bus de placas USA 251 en el que viajaban las más de 20 personas que resultaron muertas en el accidente, tras ser entrevistado  afirmó que el autobús fue vendido en noviembre pasado a un hombre en Cali.

“No se ha hecho el traspaso porque el señor no me ha terminado de pagar. Ya le había notificado en más de una ocasión que se lo iba a retener porque no hacía caso; desafortunadamente hubo este accidente”.

Al mismo tiempo, la Superintendencia de Puertos y Transporte informó que abrió una investigación en contra de la empresa Cooperativa de Transportes Especiales del Oriente por la presunta prestación de un servicio de transporte no autorizado y por no contar con los documentos necesarios para realizar un servicio internacional.

En el accidente perdieron la vida de varias personas así: 13 mujeres, 8 hombres y 3 niños, de diferentes nacionalidades (colombianos, venezolanos y ecuatorianos); además, dentro de los heridos se registran 13 colombianos, 3 venezolanos y 6 ecuatorianos.

De acuerdo con la información que Ecuador le envió al Ministerio de Transporte de Colombia, el vehículo portaba un contrato expedido por la empresa en mención firmado el 10 de agosto en Bucaramanga, suscrito entre Gino de Jesús Moreno, quien aparece como representante legal de la empresa en dicho documento, y Claudia Ximena Orozco Córdoba, persona que según esto acordó el viaje por un valor de 9 millones de pesos y con la siguiente ruta específica: Neiva-Pitalito-Mocoa-Villa Garzón-La Hormiga-San Miguel-Ecuador-Lago Agrio y viceversa.

Ante las acusaciones, Alberto Ramírez Maldonado, actual gerente de la compañía, y quien aparece registrado en Cámara de Comercio, explicó que el vehículo se encontraba en proceso de desvinculación de la empresa desde diciembre del año pasado y que desconocen cómo fue despachado de las terminales debido a que “el formato único de estrato del contrato (Fuec) aparece expedido en Bucaramanga y la sede de la empresa es en Cúcuta”.

Ramírez Maldonado, al no ser el firmante del contrato de transporte que portaba el vehículo en el momento del accidente, certificó que ese documento no fue expedido por él y señaló que quien firmó fue un exgerente de la empresa, “lo cual demuestra el fraude en la documentación”.

También se logró establecer que el vehículo cuenta con Soat vigente y la revisión técnico-mecánica al día, lo que contrasta con la posible hipótesis de las autoridades de Ecuador, quienes presumen fallas mecánicas como causa del accidente.

Este es el listado de los heridos y y su estado de salud, según las autoridades en salud de Ecuador.

Martha Gonzales, de 24 años, pasó del área de emergencia al de especialidad torácica del hospital Eugenio Espejo, en Quito, por un traumatismo vertebral y "al momento se encuentra estable", dijo a Efe, un especialista del hospital.

En el mismo centro médico, Germán Gutiérrez de 27 años, que llegó con una fractura expuesta de manos, sangrado activo y politraumas, fue sometido a una intervención quirúrgica de dos horas, tras la que se encuentra en observación.

Hara Gallegos, de 34, presenta un cuadro de fractura lumbar y aunque ha sido estabilizada, su cuadro es crítico, según observó el especialista, debido a que "prácticamente está fracturada toda la columna".

Los ciudadanos colombianos viajaban en un autobús de matrícula colombiana que impactó contra un todoterreno la pasada madrugada en el kilómetro 8 de la vía Pifo-Papallacta, a 30 kilómetros de Quito.

En el Hospital de Especialidades de los Valles, Cristian Castillo de 23 años, fue operado por un traumatismo craneal grave, intervención que duró dos horas.

Aunque su situación es estable, "es muy temprano para dar una valoración", según dijo a Efe el doctor del cetro médico privado, Cristian Bravo.

A este centro llegaron cinco personas más, "una persona falleció, de la que nunca llegamos a tener datos, fue llevada por medicina legal", explicó el especialista.

Las otras personas  fueron trasladadas al hospital Pablo Arturo Suárez de la capital ecuatoriana, entre ellos, Christian Parra de 30 años, que presentaba heridas leves en el tobillo y la nariz, y fue dado de alta en horas de la tarde.

Se trata de uno de los conductores del autobús accidentado y que sobrevivió al siniestro, puesto que autoridades locales habían indicado por la mañana que otro conductor, también de nacionalidad colombiana, había fallecido en el acto.

"A él le llevaron los custodios de la policía porque era parte del equipo de conducción del autobús", indicó a Efe, una fuente sanitaria del centro privado.

En este hospital también se encuentran Diana Ramos, de 20 años, y su pareja Darwin Restrepo, de 21.

Ramos presenta un traumatismo craneoencefálico con una herida tipo escalpe en el cuero cabelludo que ya fue suturada y "está en observación", aseguró el especialista, mientras que su pareja recibió el alta médica tras lesionarse con una contusión en la región lumbar y un hematoma en el mismo lugar.

En el hospital, San Francisco de Quito, se encuentran las ciudadanas colombianas Claudia Orozco, Nathalia Ramírez y Cecilia Pantoja, de las que las autoridades sanitarias rehusaron dar detalles acerca de su estado de salud.

Las autoridades de Ecuador confirmaron que entre los fallecidos hay tres menores, trece mujeres adultas y ocho hombres adultos, y entre los 22 heridos, se ha identificado a 14 ciudadanos colombianos y tres venezolanos.

La Cancillería de Ecuador mantiene permanente contacto con los consulados de Colombia y Venezuela para informar sobre la situación de los heridos así como las diligencias para identificar a los cadáveres.



Irregularidades en el viaje mortal hacia Ecuador

Irregularidades en el viaje mortal hacia Ecuador

Irregularidades en el viaje mortal hacia Ecuador