Es primer viernes, del Sagrado Corazón de Jesús

Es primer viernes, del Sagrado Corazón de Jesús
Por: Cesar A. Cárdenas C.
Julio 04, 2024
Compartir en Facebookcompartir en LinkedinCompartir en WhatsAppCompartir en TelegramCompartir en Twitter

Los primeros viernes de cada mes recibimos el llamado a esta devoción que cambiará la vida de cualquier persona, esta es una invitación respetuosa para que nos acerquemos todos, a la devoción del Sagrado Corazón de Jesús.

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús, en el primer viernes de cada mes, es una devoción que nos dejaron nuestros padres y abuelos para que siempre estuviéramos cerca del amor de Dios.

Teniendo en cuenta que el mundo Cada vez cae más en el pecado y en los errores espirituales, les compartimos esta devoción que puede llevarnos a buscar la salvación eterna.

El origen

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús nace el 27 de diciembre de 1673 día de San Juan apóstol, cuando Margarita María de Alacoque quien tenía solo 26 años de edad y arrodillada ante el Santísimo Sacramento empezó a recibir mensajes del divino corazón de nuestro señor Jesucristo.

En medio de estas manifestaciones nuestro señor Jesucristo entregó a Santa Margarita María, estas promesas y estas condiciones para que los cristianos católicos, podamos estar más cerca del Sagrado Corazón de Jesús.

Teniendo en cuenta que viene primer viernes las compartimos invitándolos con mucho respeto para que se vuelvan devotos del Sagrado Corazón de Jesús, que transforma nuestras vidas, que nos guía el amor, que llena de luz y esperanza nuestros espíritus, que armonizan nuestros hogares y que nos concede su bendición para nuestras empresas y nuestro camino de vida.

Requisitos

Para recibir las gracias de sus 12 promesas debemos cumplir unas condiciones que el mismo Sagrado Corazón de Jesús le pidió a Santa Margarita María que son:

Recibir sin interrupción la sagrada Comunión durante nueve primeros viernes consecutivos.

Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final.

Ofrecer cada sagrada Comunión como un acto de reparación por las ofensas cometidas por nosotros y por la humanidad contra el Santísimo Sacramento.

Las 12 promesas son:

1. A las almas consagradas a mi Corazón, les daré las gracias necesarias para su estado.

2. Daré la paz a las familias.

3. Las consolaré en todas sus aflicciones.

4. Seré su amparo y refugio seguro durante la vida, y principalmente en la hora de la muerte.

5. Derramaré bendiciones abundantes sobre sus empresas.

6. Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente y el océano infinito de la misericordia.

7. Las almas tibias se harán fervorosas.

8. Las almas fervorosas se elevarán rápidamente a gran perfección.

9. Bendeciré las casas en que la imagen de mi Sagrado Corazón esté expuesta y sea honrada.

10. Daré a los sacerdotes la gracia de mover los corazones empedernidos.

11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán escrito su nombre en mi Corazón y jamás será borrado de él.

12. A todos los que comulguen nueve primeros viernes de mes continuos, el amor omnipotente de mi Corazón les concederá la gracia de la perseverancia final.

¡Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío!

Bienvenidos a esta hermosa devoción. 

Dios te ama.


Es primer viernes, del Sagrado Corazón de Jesús

Es primer viernes, del Sagrado Corazón de Jesús

Es primer viernes, del Sagrado Corazón de Jesús